Press "Enter" to skip to content

Posts published in “PERSONAS”

Análisis de la designación del Ministro de Defensa y la Canciller – Gobierno – Política



El presidente Iván Duque hizo ayer dos nombramientos con los que busca mejorar la interlocución política en dos de sus principales carteras. Fortalece el perfil político, pero no amplía participación a partidos.

Inicialmente decidió mover a su canciller Carlos Holmes Trujillo para el Ministerio de Defensa y designó como nueva jefa de las Relaciones Exteriores a la exsenadora Claudia Blum.

Es un hecho que los dos saben del manejo político, pues fueron congresistas, pero también están curtidos en lo que tiene que ver con la diplomacia. Juntos tienen respetabilidad dentro de los partidos políticos.

En la Casa de Nariño consideran que estos dos movimientos buscan traer una mirada remozada en las dos carteras.Blum llega al cargo luego de haber participado en actividades académicas en Estados Unidos, país en el que también fue embajadora ante Naciones Unidas entre 2006 y 2010, es decir, tiene un contexto de lo que está ocurriendo a nivel internacional.

Claudia Blum, nueva ministra de Relaciones Exteriores.

Y Trujillo llega a la cartera de Defensa con sus habilidades para relacionarse con los sectores políticos, luego de convertirse en una de las figuras del uribismo.

Pero los dos nombramientos de Duque también evidenciaron que el jefe de Estado hizo una recomposición de su gabinete sin contar con los partidos políticos que le están pidiendo que haya participación. Y que incluso promovieron la moción de censura que le costó el puesto al ministro Guillermo Botero. Trujillo viene del mismo gabinete y hace parte del Centro Democrático, partido del que incluso fue precandidato presidencial.

Mientras tanto, Blum se retiró del Congreso en 2006 para irse como embajadora ante Naciones Unidas.

El senador uribista José Obdulio Gaviria dijo que esto hay que verlo “en la perspectiva de la moción de censura”, que infortunadamente cortó la cabeza del ministro de Defensa. “No creo que haya algún viraje político o alguna negociación con los partidos, no veo que esto vaya a cambiar la relación con el Congreso”, destacó.

“Son simplemente cambios que hace el Presidente en uso estricto de su fuero presidencial, nombramientos en los que acertó”, dijo Eduardo Enríquez Maya, senador conservador.

“Estos son cambios propios del Presidente, no creo que él haya consultado a los sectores políticos para hacer estos cambios. Desconozco el tecnicismo de la ex- senadora Claudia Blum, ni tampoco se sabe a qué sector político representa”, dijo Carlos Ardila, representante del Partido Liberal.

El nuevo ministro de Defensa es una persona que piensa antes de hablar y no se deja llevar por las emociones. Por su trayectoria en la diplomacia –lleva más de 20 años de carrera–, sabe que una palabra incorrecta puede poner en riesgo las relaciones entre dos países, y por eso prefiere no pronunciarse hasta no tener información y así evitar una imprecisión.

Es el perfil que buscaban en la Casa de Nariño para la cartera de Defensa, que ha vivido varias crisis en estos 15 meses de gobierno.

Trujillo sabe cómo responder al Congreso y seguramente enfrentará las acusaciones con la diplomacia que lo ha caracterizado.

Su llegada a la cartera de Defensa significa también que no estará lo que resta del gobierno Duque. Para nadie es un secreto que el excanciller tiene aspiraciones presidenciales.

El regreso de Blum

Mientras tanto, Claudia Blum no es ninguna aparecida en los temas políticos.Fue presidenta del Senado y muy cercana al expresidente Álvaro Uribe. Al terminar su gestión diplomática, en 2010, se quedó en Estados Unidos en asuntos personales y académicos. Y estuvo alejada de la política.

A todas luces, se evidencia que su regreso a la vida pública no va a implicar algún giro en la política exterior colombiana.

Los temas centrales seguirán siendo el cerco diplomático contra Venezuela, se continuará pidiendo que Cuba entregue a los guerrilleros del Eln que están allí y tendrá que seguir mostrando que el Gobierno está cumpliendo los acuerdos de paz.

Una mirada a la región más allá de Venezuela

Claudia Blum, exsenadora y ahora Canciller.

La situación de Venezuela es solo es una parte de la compleja situación internacional que tendrá que empezar a enfrentar la excongresista y exembajadora de Colombia ante Naciones Unidas Claudia Blum, designada anoche nueva canciller.

Blum, que reemplaza al nuevo ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, señalan analistas, tendría que buscar nuevos consensos con los países de la región. El cambio de ministro en todo caso no va a implicar algún giro en la política exterior.

María Teresa Aya, profesora de Geopolítica y Relaciones Internacionales, afirmó que la nueva canciller debe mirar a la región más allá de Venezuela.

“Ella viene del Diálogo Interamericano, en Washington, y conoce muy bien a Venezuela, pero, además, debe mirar la situación de Bolivía, de Chile, la situación del nuevo gobierno de Argentina”, dijo.

Andrés Molano, profesor de relaciones internacionales, afirmó que la canciller no debe llegar al cargo como si no se hubiera hecho nada en la política exterior, sino que debe adaptarse a lo que está pasando en el exterior. “La prudencia, necesidad y adaptabilidad, esas son las reglas que debe cumplir”, dijo.

La internacionalista Laura Gil afirmó que la nueva canciller debe garantizar que Colombia no pierda presencia e impacto internacionales, “siempre conforme al multilateralismo y el respeto por el derecho internacional en un lógica de diálogo”.

Sandra Borda, analista internacional, afirmó que al saliente canciller le faltó por resolver el tema de Venezuela, “donde la posición de Colombia se desdibujó totalmente y la estrategia del cerco diplomático no produjo ningún resultado”, por lo que a la nueva ministra de relaciones “ahora le toca rearmar la estrategia frente al vecino país”.

“Esto se suma –dijo Borda– a la relación con Estados Unidos, de la cual considero también va a pasar por un momento difícil por causa del inicio de la carrera política que ya se inició en ese país y que terminará con las elecciones presidenciales de noviembre de 2020”.

A su turno, Carlos Arévalo, experto internacionalista, sostuvo que otro punto en la agenda de Blum deben ser las relaciones con Cuba y las dificultades en las relaciones entre los dos países por la presencia de los jefes del Eln en la isla.

Las tareas para el nuevo ministro de Defensa

El presidente Iván Duque estableció dos retos de corto plazo para Carlos Holmes Trujillo, designado ayer como nuevo ministro de Defensa en reemplazo del saliente, Guillermo Botero.

El primer aspecto clave es la lucha contra el narcotráfico, flagelo que se cruza con la crisis de seguridad en el Cauca.

Duque le dijo a Trujillo que espera que se mantenga la erradicación de cultivos ilícitos, así como lograr cifras récord en incautación de estupefacientes. El nuevo ministro tendrá que coordinar la quinta fase de la operación ‘Orión’, que se adelanta junto a otros 21 países y para golpear a las redes trasnacionales del narcotráfico.

Duque también le encargó a Trujillo desarrollar regionalmente la estrategia Ruta Futuro, presentada en diciembre del 2018 como una “política integral para enfrentar el problema las drogas y que ataca todos los eslabones de la cadena del narcotráfico”.

Expertos consultados apuntan que no será tarea fácil. Carlos Augusto Chacón, director del Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría, dijo que se requiere inversión en inteligencia para hacer más efectiva la labor de las autoridades, mientras que el general en retiro Héctor Fabio Velasco, excomandante de la Fuerza Aérea Colombiana, sostuvo que se requieren medidas “drásticas y profundas” contra el narcotráfico.

Trujillo trabajará contra el reloj, pues el país se comprometió con EE. UU. a reducir los cultivos ilícitos y la producción de droga a la mitad para 2023.

La segunda tarea encomendada es la seguridad ciudadana. Le puso a Trujillo metas claras como bajar las cifras de homicidio a las de 1985 y las de extorsión a las de 1983.Daniel Mejía, experto en seguridad ciudadana, sostuvo que esa tarea ya está avanzada y que el Ministro “se sube a una ola positiva. Recibe unos indicadores a la baja”. Dijo que el gran reto es combatir los hurtos.

Trujillo sostuvo que trabajará con alcaldes y gobernadores para aplicar la nueva ‘política marco para la seguridad ciudadana y la convivencia para la legalidad’.

REDACCIONES POLÍTICA Y JUSTICIAEL TIEMPO