Press "Enter" to skip to content

El actor Diego Luna estrena la serie Pan y circo en Amazon Prime – Cine y Tv – Cultura



Al actor mexicano Diego Luna (Rogue One: una historia de Star Wars, Y tu mamá también) siempre le ha encantado hablar, debatir y no era raro verlo sentado en cualquier festival de cine acercándose a la gente o profundizando acerca de esa industria.

Y fue precisamente esa inquietud y las ganas de acercarse a otras realidades lo que lo llevó a desarrollar la serie ‘Pan y circo’, un encuentro en una mesa para comer y plantear temas controversiales y de coyuntura bajo los parámetros de una charla amena. El racismo, la política, la despenalización de las drogas (en el que uno de los comensales fue el expresidente Juan Manuel Santos); la inmigración y, claro, la pandemia.

‘Pan y circo’ tendrá disponible el 7 de agosto sus tres primeros episodios en la plataforma de Amazon Prime Video; el próximo viernes, dos más; y el 21 de agosto los dos últimos. Diego Luna conversó con EL TIEMPO sobre lo que significa sentarse a la mesa.

¿Cuándo tuvo la certeza de dar el salto a ‘Pan y circo’?Pan y circo responde a muchos años de ser espectador de programas de entrevistas en los que la gente se sentaba a cuestionar la realidad en la que vivimos. Tenía muchas ganas de hacer algo similar y creo que tuvo que ver mucho con este momento por la polarización y fractura social que se está dando y de la que somos parte en una discusión que cada vez se está haciendo más chata y menos profunda. Ahora hay más gente que habla, pero es menos la que escucha.

¿El programa quiere dar un giro a eso?Este asunto de estás conmigo o estás contra mí imposibilita la atención a los matices. Hay que hacer cuanto podamos para combatir esto y ‘Pan y circo’ llega como un esfuerzo a que la gente pueda compartir puntos de vista y entenderse. Hice este programa para confrontarme con mi propia ignorancia, para que esas voces me ayudarán a entender temas que a veces me cuesta trabajo entender en su totalidad.

Diego Luna comenzó la serie en una mesa, pero la pandemia cambió toda la dinámica después.

¿Cómo fue ese el proceso?Yo no aspiro a ser periodista, la mesa que tú ves es la que a mí me sucedió. Había mil formas de armar la historia, pero yo cuento la que a mí me detonó y, claro, esperando que eso significa algo a alguien afuera. En la edición intenté no estar yo en cámara tanto, quitarme y tratar que fuera una conversación y no un formato de entrevistas.

¿Cree que el formato es optimista?La estructura del programa sí propone un final esperanzador, sin caer en los finales felices. Partimos de un primer tiempo con los invitados; en el segundo planteamos el aquí, el ahora y luego llegamos a lo que yo llamo el tercer plato: el postre, o a ese paso de hablar de utopías y de los que podemos hacer. Realmente es una mesa muy diversa para no quedarnos en una discusión de nicho o de una burbuja a la que pertenecemos.

(Le puede interesar: ¿Pagaría cien mil pesos por una película en una plataforma? 

¿Imagino que todo cambió con la pandemia?Te lo voy contar. Nos cayó, como a todos, encima… No lo vimos venir. Nosotros teníamos la serie filmada y a punto de terminar de editar. Yo la estaba pasando muy mal y le dije a los Amazon: ‘Yo no tengo cabeza para pensar cómo vamos a salir o hacer que el programa sea relevante en este momento’.Entonces vino el giro…Claro. Llevábamos sentándonos en unas mesas que nos invitaban a un proceso de reflexión muy profundo y, de pronto, A ‘Pan y circo’ le faltaba una pata: no hablaba del ahora que nos tiene en una encrucijada, pero logramos producir un nuevo episodio (que pasó a ser el primero de la temporada) con invitados que ya habían participado para que nos ayudaran moviendo cámaras, calentando la comida y con todo lo remoto. Fue interesante que, aun así, se podía dar ‘Pan y circo’ en una reflexión indispensable. ¿Y qué dice ‘Pan y circo’ en esta época tan intensa? Los tiempos a los que te invita la comida son necesarios ahora que todo es inmediato y por una pantallita te pasa todo. ‘Pan y circo’ te dice: No, espérate, tómate con calma porque aquí nos importa profundizar y hablar en más de 280 caracteres.

Andrés Hoyos Vargas@AndresHoy1