Press "Enter" to skip to content

‘The Undoing’, otro golpe a la vida perfecta – Cine y Tv – Cultura



Siempre ha llamado la atención esa idea de escudriñar en lo profundo de las vidas perfectas para encontrar las fisuras o los secretos más oscuros.

Y ese es precisamente el esquema en el que se desarrolla la miniserie The Undoing, un thriller protagonizado por Nicole Kidman y Hugh Grant en el que una pareja exitosa ve cómo poco a poco se derrumba toda su existencia, y el espectador tiene la tarea de descubrir pistas y, sobre todo, entender que en un contexto de poder siempre hay misterios, violencia y engaños.

Tras explorar el tema de las apariencias en un matrimonio signado por el abuso y la violencia en Big Little Lies, Kidman asume de nuevo esas coordenadas en el papel de Grace, una prestigiosa psicóloga que, junto a su esposo, Jonathan (Grant), ha configurado una vida acomodada y feliz.

Pero una misteriosa muerte destruye esa burbuja de supuesta perfección y los lleva a lidiar con una carga de mentiras y violencia inusitada en la que la protagonista tendrá que asumir un brutal proceso de reinvención.

“The Undoing es acerca de las mentiras que nos decimos a nosotros mismos y lo que elegimos creer” fue la frase con la que se trató de definir esta miniserie en un panel en el que participó EL TIEMPO. La producción se estrena el 25 de octubre, a las 8 p. m., por HBO y HBO Go.

“A medida que se desarrolla se van revelando tantas cosas, y esa situación de no saber lo que está pasando pero querer descubrirlo es una parte fascinante de la naturaleza humana. Y cuando eliges en lo que vas a creer, afrontas un conflicto muy fuerte”, adelanta Nicole Kidman.

En su papel, Kidman asume el rol de una líder, de una mujer poderosa y que al parecer controla cada detalle de su vida para mantener un equilibrio. Sin embargo, poco a poco parece ir perdiendo ese balance.

En un momento experimenta una especie de choque eléctrico físico al conocer a una mujer que le ofrece un halo de belleza e intriga. Es una atracción especial que luego estará marcada por un giro totalmente inesperado.

Esta fórmula la ha desarrollado muy bien el guionista David E. Kelley, también artífice de Big Little Lies. “Bueno, no tengo secretos. No puedo cuantificar mi propio éxito. Siempre dejo que la historia y los personajes sean los jefes y empiezan a apoderarse de mí. Ha sido así en la primera serie que hice, y pasa lo mismo en esta. Has oído hablar mucho de trabajar con Hugh (Grant), Nicole y Noah (Jupe). La verdad es que no pasé mucho tiempo con ninguno de ellos. Estaba con Grace, Jonathan y Haley (los personajes)”, explicó Kelley.

“Cuando me dan un lienzo para trabajar, entro directamente en él. Por supuesto que he vivido todo tipo de experiencias como esa, pero lo mejor de este programa es que comienza allí y termina en un lugar completamente diferente”, recalcó Kidman.

“Es interesante que se trate de una psicóloga que es capaz de entrar en las profundidades de la vida de sus pacientes, pero que no lo haya hecho en la suya”, reflexiona la actriz.

Sin embargo, hay un elemento que potencia la tensión a otro nivel: el hecho de que la pareja protagonista tiene un registro diferente en ese mundo de apariencias.

“Grace y Jonathan son parte de ese mundo, claro, por eso es tan importante describir ese contexto, pero realzar el hecho de que ellos son algo raro de él y que no se involucran tan profundamente en todos los chismes y todo lo demás, como lo hace el resto del mundo. Al parecer, tienen valores más dignos, pero eso es algo que podrá responder la historia”, explica la directora danesa Susanne Bier, recordada por dirigir En un mundo mejor (Óscar a mejor película extranjera en 2010), la cinta de suspenso Bird Box y la serie The Night Manager, entre otras.

Bier consigue crear una tensión interesante a partir de un conflicto que va más allá de lo socioeconómico, repite la idea de llevar a un extremo complejo a su protagonista, que debe reiniciar su vida (como lo hizo en Bird Box) por sus hijo, pero el reto que tiene en los seis episodios de la miniserie es sorprender con algo realmente novedoso.

“Susanne es la arquitecta de todo. Es la mente maestra de este relato de seis capítulos de una hora en el que disecciona un matrimonio de una manera muy interesante, y moverse con aplomo dentro del thriller que lleva a que la historia funcione”, finaliza Nicole Kidman.