Press "Enter" to skip to content

Propuesta de nuevo Código Civil abre el debate a la solidaridad social – Servicios – Justicia



A mediados de junio la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) le entregó al Ministerio de Justicia el primer borrador de un nuevo Código Civil para el país. Su intención, más allá de plasmar un documento final, era abrir la puerta a un debate para que se discutieran en conjunto cambios que se venían hablando en el Congreso de la República, pero que ahora empiezan a ser urgentes.

El profesor Fredy Andrei Herrera, correvisor del proyecto de Código Civil, explica cuáles son los puntos clave para entender esta propuesta que ya está en un nivel de discusión, debate y modificación para que diversos actores construyan un proyecto que tiene como fecha de entrega enero de 2021. Que si genera inseguridad jurídica, si afecta los derechos del acreedor y si cambia las normas de la propiedad privada son algunos de los puntos destacados.

“Atendiendo los antecedentes, consideramos retomar el proyecto de 1984 presentado al Gobierno nacional y plantear una nueva codificación que no pretende borrar el código vigente sino tomar las bondades del código y las banderas de los cambios regulatorios y plantearlas en una codificación flexible. Un código que lo regule todo es inviable, tiene 150 años y no se ha podido modificar, pero el código tiene un piso común. Pensar un código civil desde el debate para una construcción conjunta teniendo en cuenta la solidaridad social”, cuenta el profesor Herrera.

El Código ha tenido unas 60 modificaciones expresas y otras tantas tácticas, como en 1991 cuando se estableció la preeminencia de la Constitución Política sobre cualquier otra norma de derechos, y por lo tanto muchas predisposiciones del Código son inconstitucionales y muchas otras deben ser interpretadas.

Para el profesor Herrera, “el código está desactualizado y desarticulado y no responde plenamente a lo que requiere el país: tiene un lenguaje preconstitucional y muchas de sus instituciones no tienen el valor que tenían antaño”.

“Se pensó que una vez se tuviera esta propuesta académica y se agotara el proceso de socialización, de comentarios, construcción colectiva, una versión mejorada, que evite los errores y normas inconvenientes, y una vez tenida esa segunda versión, pase al escrutinio del Gobierno nacional para que comience el tránsito legislativo. Pero eso será en un momento posterior si se logra un acuerdo sobre lo que se quiere. Lo que se quiere es dejarle al país una mejor norma”, asegura.

Conozca aquí todos los detalles de la propuesta de nuevo Código Civil.

UN PERIÓDICO DIGITAL