Press "Enter" to skip to content

Carta de profesores de periodismo muestra preocupación por ataques a libertad de expresión – Servicios – Justicia



Los perfilamientos a periodistas, la imputación de cargos de la Fiscalía a la periodista Diana Díaz por revelar las grabaciones en las que el entonces gerente de RTVC, Juan Pablo Bieri, daba la orden de sacar del aire el programa ‘Los Puros Criollos’, y la citación del ente investigador a integrantes de la Flip en ese proceso son solo algunos de los ataques a la libertad de expresión que más de 50 docentes de periodismo  rechazaron en una carta publicada recientemente. 

(Le puede interesar: Flip, preocupada por imputación en caso de audio que advertía censura)

En el documento, los profesores aseguran que “no se puede normalizar la utilización de herramientas legales, el acoso judicial o las campañas sistemáticas de descrédito de los periodistas, que desembocan en marcos restrictivos para el ejercicio de la libertad de expresión”.

Además, sobre el caso de Díaz, abren interrogantes que dan cuenta del difícil panorama que enfrenta el oficio periodístico en Colombia actualmente.

(Lea también: Como ‘censura’ califican asociaciones de medios fallo contra ‘Semana’)

Quienes formamos periodistas no podemos hacerlo para que ejerzan su profesión condocilidad, sin perspectiva crítica, sin valentía

“¿Se está abusando del ejercicio del Derecho para acallar voces independientes, críticas o fieles a los valores esenciales del periodismo?, ¿la Fiscalía acude a este mecanismo para presionar a periodistas?, ¿la cercanía entre funcionarios del Estado, que han tenido o tienen proximidad con el Gobierno, ha sido un motivo para la presión judicial de periodistas?, ¿en qué momento los periodistas pasaron de ser vigilantes a vigilados?”, se preguntan los docentes en la carta.

Respecto a esa imputación de cargos por parte de la Fiscalía, también ponen de relieve una consecuencia grave: se pone en riesgo a las fuentes reservadas cuando las instancias judiciales las develan, lo cual conduce a la violación de la reserva constitucionalmente protegida.

(Además: Después del acuerdo de paz, 583 periodistas han sido amenazados)

Otro de los temas sobre los cuales expresan preocupación es el perfilamiento de reporteros por parte del Ejército Nacional.  En este sentido, los maestros cuestionan las razones de estas prácticas y hacen un llamado a la Presidencia y todas las autoridades gubernamentales, las cuales “deben garantizar el trabajo de organizaciones del periodismo preocupadas por la defensa de la libertad de expresión y no permitir el ejercicio indebido de presiones sobre sus derechos”.

¿En qué momento los periodistas pasaron de ser vigilantes a vigilados?

También manifiestan que el rol del periodismo en la sociedad y en la democracia no es callar, sino actuar como un vigilante público, para lo cual es catalogan como imprescindible mantener una “estrategia orientada a fortalecer el sistema de medios públicos (…) para evitar de manera tajante que sea utilizado para fines de propaganda gubernamental o que sea censurable por poderes políticos, y, al mismo tiempo, por permitir que surja y crezca un periodismo de interés público con independencia demostrable de los poderes y caracterizado por la construcción permanente de confianza y credibilidad ante la ciudadanía”.

(Lea también: Juan Pablo Bieri vuelve al Gobierno como asesor en comunicaciones)

Por todo esto, los más de cincuenta profesores de comunicación y periodismo que suscriben el documento, manifiestan que convocarán a foros, encuentros, proyectos de investigación, diálogos virtuales alrededor de los temas y las preguntas propuestas,  para presentar preocupaciones a las instancias del Estado y de la sociedad.

A continuación puede encontrar la carta completa publicada por los profesores.

REDACCIÓN EL TIEMPO