Press "Enter" to skip to content

Tundama, película colombiana que inaugurará los autocines – Cine y Tv – Cultura



Una película en animación, producida con técnica tridimensional e inspirada en la vida de un héroe milenario que se enfrentó a los colonizadores para evitar su expansión. No es un relato sobre Shaka Zulú, en África, o de William Wallace, en Irlanda: se trata de una historia acerca de un líder colombiano, que estuvo al frente de la resistencia muisca en contra de los españoles: el cacique Tundama, protagonista de la producción con la que se inaugurarán varios autocines del país a mediados de julio.También le puede interesar: Bogotá no será la única ciudad del país en estrenar autocine)

“Pasaron años mientras encontramos una técnica adecuada y refinamos el estilo de animación –comenta Edison Yaya, codirector del filme junto con su hermano Diego–. La investigación fue ardua porque había muy poco sobre Tundama, que sí figuraba como un héroe, un hombre valiente, pero no se ahondaba en su historia. Sentimos que necesitaba un homenaje y eso nos motivó a hacer la película”.

Tundama fue el cacique guerrero que encabezó un ejército de 10.000 hombres en las batallas contra los oficiales de Gonzalo Jiménez de Quesada, marcando la diferencia en una comunidad conocida por ser pacífica y que no ofreció mayor oposición a los españoles, en el siglo XVI, cuando conquistaron el altiplano cundiboyacense. Este relato llegó a las vidas de los hermanos Yaya luego de que dirigieran un corto en 3D, titulado El último zaque.

La producción de ‘Tundama’ requirió de seis años de trabajo.

Foto:

Cortesía Alterna Vista

“Cuando nos decidimos a hacer la película nos encontramos con un problema grande: la financiación, y fue el tema por el que nos tomó mucho tiempo. La animación en 3D en Colombia está despertando desde hace un tiempo, pero para los inversionistas es algo muy arriesgado apostarles a estas iniciativas”, cuenta Edison.

Su opción fue seguir trabajando en su empresa DAGAmedia, que produce cortos y comerciales en animación, para poder reinvertir las ganancias en Tundama. “También aplicamos a cuanta convocatoria hubo, y aunque no obtuvimos nada, aprendimos de estos procesos”, cuenta. (Lea también: Alejandro Arango, el cerebro de Mowies, la plataforma de los creadores)

La película está narrada en lengua muisca, con la ayuda y asesoría de un investigador que se encargó de la traducción del guion. Para los hermanos Yaya “es motivo de orgullo que podamos escuchar nuestra primera lengua, que fue prohibida a partir del siglo XVIII”.Al mejor estilo de películas de acción como Apocalypto o Corazón valiente, que marcaron la épica de grandes guerreros, Tundama aspira a ocupar un lugar relevante en este apartado en la gran pantalla.

“Queremos que la vean en familia, que los niños desarrollen un sentido de pertenencia y que sintamos orgullo de nuestro pasado y de esa historia que no nos han contado”, comenta Edison.

Con la participación de un equipo de 75 personas, la realización de Tundama se tardó seis años. Para modelar los personajes y mantener los rasgos clásicos de la comunidad muisca, se hicieron estudios fotográficos en los que combinaron los rostros de los indígenas con personas que hoy conservan esas características físicas.

El otro reto fue recrear los lugares y animales emblemáticos del altiplano cundiboyacense: el páramo, el frailejón, las lagunas, los bosques nativos, el puma y el venado cola blanca. “Nos sentimos muy orgullosos de presentarlos en nuestra película”, comenta el director. (En otras noticias: La serie de Netflix ‘Dark’ se despide con más oscuridad y complejidad)

Se espera que luego de su paso por las pantallas de los autocinemas, Tundama se exhiba en la academia, museos, regiones y buscará explorar el mercado internacional, para lo cual ya fue subtitulada en inglés. “Tundama es entretenimiento, pero tiene un alto componente cultural que lleva a la gente a pensar en sus raíces, a como pudo haber sido esa historia. La película nos habla del amor por la naturaleza y la conexión ancestral que existe, el amor por la familia, su importancia, y cómo debemos afrontar los problemas y la adversidad”, comenta Yaya.

La película está narrada en lengua muisca, con la ayuda y asesoría de un investigador que se encargó de la traducción del guion.

Foto:

Cortesía Alterna Vista

SOFÍA GÓMEZ G.Cultura​En Twitter: @s0f1c1ta

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *