Press "Enter" to skip to content

Andrés Felipe Arias: El fallo de la CIDH del exministro de Surinam que lo favoreció – Investigación – Justicia



En el fallo de la Corte Constitucional que determinó que la Corte Suprema debe revisar la condena contra el exministro de agricultura, Andrés Felipe Arias, se tuvo en cuenta el precedente del 30 de enero del 2014 de la Corte Interamericana de Derecho Humanos en la que reconoció la doble conformidad a el exministro de Surinam Liakat Ali Alibux, un aforado que había sido condenado en única instancia.

(Le puede interesar: El choque de la Corte Suprema y la Constitucional por el caso de Arias.)

El exfuncionario de Surinam fue condenado el 5 de noviembre de 2003 tras una investigación en la que se encontraron supuestas irregularidades en la compra de un predio por 900.000 dólares que debía ser destinado para la ampliación del Ministerio de Desarrollo Regional de ese país.

Al exministro se le cuestionaba sobre la falsificación de dos documentos que presentó ante el Consejo de Ministros que permitieron la compra del predio y el 5 de noviembre de 2003 la Alta Corte de Justicia –órgano que es equivalente a la Corte Suprema en Colombia- declaró culpable al exministro Alibux, ordenó su arresto y lo condenó a una pena de un año de detención y la inhabilidad de ejercer el cargo de ministro por tres años.

Después de casi cuatro años, la ley de ese país se modificó y se permitió que los llamados ‘aforados’ tuvieran la oportunidad de que su condena fuera revisada por una sala conformada por cinco a nueve magistrados de la Alta Corte.

Así, se abrió la posibilidad de que todas las personas condenadas con anterioridad a dicha reforma, tuvieron derecho a apelar sus sentencias dentro de un plazo de tres meses posteriores a la reforma.

En la decisión la CIDH señaló que “el señor Alibux fue condenado en un proceso de única instancia por una Alta Corte debido a que, de acuerdo con la normativa interna vigente durante la ocurrencia de los hechos, no existía un recurso de apelación disponible para altos funcionarios”.

(Le recomendamos leer: Términos en procesos judiciales seguirán suspendidos hasta 8 de junio.)

Sin embargo, también consideró que el Estado de Surinam debía promover un mecanismo para impugnar la decisión que se había tomado en su contra: “el Tribunal estima pertinente ratificar la importancia de la existencia de un recurso que permita la revisión de una sentencia condenatoria, sobre todo en procesos penales, en donde otro grupo de derechos pueden verse limitados, especialmente el derecho a la libertad personal de un individuo”.

También consideró que, aun cuando la decisión contra el exministro fue tomada por el órgano de cierre, esto no quiere decir que no puedan existir errores en el fallo: “no puede garantizar que el fallo en instancia única será dictado sin errores o vicios” y explicó que por esa razón, el condenado debería tener la posibilidad de recurrir la sentencia en su contra.

La CIDH condenó al Estado de Surinam “por la violación del derecho a recurrir del fallo ante un juez o tribunal superior y por la violación del derecho de circulación y residencia por motivo del impedimento de salida del país sin haber observado el requisito de legalidad” y ordenó que se indemnizara a la víctima por el daño ocasionado.

(En otras noticias: ‘Corte Constitucional cambió reglas de juego para favorecer a Arias’.)

El pasado 9 de marzo, la CIDH archivó el proceso luego de que se lograra verificar la satisfacción de la víctima (el exministro) por haber recibido 13.364 dólares como indemnización por el daño causado.

Según reposa en documentos de la CIDH, en este caso del exministro de Surinam, no se solicitó la revisión de la decisión, sin embargo, sirvió como precedente para que ahora la condena contra Andrés Felipe Arias sea revisada.

JUSTICIA En Twitter: @JusticiaETjusticia@eltiempo.com 

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *