Press "Enter" to skip to content

Brad Pitt, el bello y talentoso actor que aún no tiene un Óscar – Cine y Tv – Cultura



Érase una vez en Hollywood ya le ha dado dos premios a Brad Pitt como mejor actor de reparto: un Globo de Oro y el galardón de la crítica estadounidense que se entregó el pasado domingo. 

El actor ha obtenido más galardones: otro Globo de Oro, por Doce monos, en 1996, también en la categoría de actor de reparto.

En Venecia, en el 2007, ganó la Copa Volpi a mejor actor por El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford.

Pero hasta ahora no ha obtenido ningún Óscar, pese a sus nominaciones: mejor actor por El juego de la fortuna, en el 2012; en la misma categoría en el 2009, por El curioso caso de Benjamin Button, y en reparto, en 1996, por Doce monos.Este año llega nominado, también en reparto, por Érase una vez en Hollywood, donde actuó al lado de Leonardo DiCaprio y fue dirigido por Quentin Tarantino.

Y precedido del galardón de la crítica que le otorgó una estauilla el domingo pasado, y que es considerado un medidor de lo que pasará en los Óscar, que se entregarán el próximo 9 de febrero.

Érase una vez en Hollywood es una carta de amor de Tarantino al Hollywood de los 60 y con el trasfondo de los asesinatos realizados por  la banda de Charles Manson. La cinta ha sido exitosa y reconocida. Ahora, con miras al Óscar, Pitt no la tiene fácil. El actor, nacido en Shawnee, Oklahoma, el 18 de diciembre de 1963, compite con Tom Hanks (Un buen día en el vecindario o Un amigo extraordinario), Al Pacino (El irlandés), Anthony Hopkins (Los dos papas) y Joe Pesci (El irlandés), todos ganadores del Óscar.

En la producción de Tarantino, Pitt es Cliff Booth, el doble del actor de TV Rick Dalton (Leonardo DiCaprio), que se abre camino en el medio.

En esta, la película número 9 de Tarantino, corre el año 1969 y Los Ángeles vive sus días de gloria. De ese modo la recuerda el director, que la conoció cuando tenía 9 años y que incluyó en esta producción a Sharon Tate, asesinada por el grupo de seguidores de Charles Manson el 9 de agosto de 1969, un hecho que cambió la historia de este lugar consagrado al cine.

Aunque muchos pensaron que Pitt era el niño bonito de Hollywood y que no trascendería, el actor se encargó de demostrar que su gran talento. Hoy es, además, productor.  Una de sus primeras caracterizaciones que le dio reconocimiento fue su participación en Thelma & Louise, en 1991, como el joven que seduce a Geena Davis.

En 1994 hizo con Entrevista con el vampiro (1994) y en ese mismo año actuó con Anthony Hopkins en Leyendas de pasión (1994).

También estuvo en Se7en, El club de la pelea, La gran estafa y La nueva gran estafa, entre otras.

Este regreso al cine con Érase una vez en Hollywood llegó luego de su sonada separación de la también actriz Angelina Jolie, con quien tiene seis hijos.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *